Basquetour: Senderismo

Buscador

Senderismo Euskadi

Volver

Etapa 3: Albaina-Estibaliz

Punto de salida: Albaina

Punto de llegada: Estibaliz

Nivel de dificultad: Dificultad media

Distancia: 23,10

Tiempo: 5:50

Desnivel: 441

Descripción:

Partiremos desde la plaza de Albaina en dirección al cementerio, tomando una pista de cemente a nuestra izquierda. Alcanzamos una bifurcación por la que proseguimos recto entre campos de cultivo y salvamos la carretera por un paso subterráneo. Cruzaremos el río Ayuda por un puente de piedra y cruzamos la carretera a Pariza, para seguir de frente por la pista entre campos de cereal. Dejamos un camino a nuestra izquierda y proseguimos recto hasta alcanzar la bifurcación que girando a la derecha nos conducirá hasta Pariza (2,1 km, 30’).

Abandonaremos esta localidad por el noreste, en dirección al cementerio. En el siguiente cruce tomaremos el camino herboso del medio, antiguo camino de Pariza a Sáseta. Seguiremos por el camino principal obviando las bifurcaciones del camino y bajaremos en busca del cauce del arroyo San Juan (4 km, 1 h).

Tras superar el arroyo dejamos a la derecha un camino para proseguir a la izquierda remontando la ladera del Alto Barlas o San Vicente. Nuestros pasos discurrirán entre encinas, quejigos y algunos enebros para pronto alcanzar el collado desde el que se divisa Sáseta (6,1 km, 1h 30’).
El camino que conserva algunos tramos empedrados, desciende decidido en busca de las aguas del río Ayuda. Cruzaremos el río por un viejo puente de piedra y tras superar el lavadero ascenderemos hasta el núcleo de Sáseta (6,9 km, 1 h 45’).

Nuestra ruta prosigue con una componente norte remontando el curso del Ayuda por su margen izquierda. Nos introduciremos en el hermoso dominio del desfiladero por lo que en su día fue Camino Real, y que unía las tierras de Campezo con Vitoria.

Atravesaremos a lo largo del cañón varios barrancos tributarios, que en épocas de lluvias, se precipitan en singulares cascadas. Este agradable corredor fluvial, que goza de una pureza envidiable nos conduce en seductor paseo hasta el pueblo de Oquina (12,2 km, 2 h 50’).

Desde la plaza tomaremos la calle que nace hacia el norte dejando la fuente a nuestra izquierda y proseguimos por una pista que asciende a la derecha. En la siguiente encrucijada tomaremos el ramal central que por firme rocoso avanza entre espinos y zarzas. Abandonamos la pista para seguir por una senda que mantiene su altitud y supera una larga pradera, internándose en el bosque. El sendero progresa hasta alcanzar el curso del río Ayuda. Un puente nos acerca hasta la fuente de la Salud, en la margen opuesta. Nosotros proseguimos sin cruzar el río, ascendiendo entre hayas y avellanos por un pedregosos camino. Alcanzamos de nuevo el río y lo cruzamos por un puente de madera, continuando de frente entre una orla de setos. (14 km, 3 h 25’). El camino desemboca en la calzada que conduce al pueblo de Izarza. Continuamos nuestra marcha franqueando una valla y tomando el camino ascendente a nuestra derecha. El camino adopta una componente noreste y transita colindante a un hayedo. Cruzaremos una alambrada y atravesaremos el pastizal hasta alcanzar de nuevo el hayedo.

Iniciamos el descenso hacia la Llanada entre el bosque. La senda confluye con una pista y proseguimos nuestro descenso por este agradable entorno. Salimos a una campa donde encontramos un cruce. Giraremos a la derecha, en descenso, buscando entre coníferas y abedules el fondo del arroyo Iturriaga (16,5 km, 4 h). Paralelo al curso del arroyo avanzamos hasta encontrar unas escalinatas talladas a nuestra izquierda, por las que proseguiremos para salvar el río unos metros más adelante. Bajo el dosel vegetal del hayedo y los avellanos proseguimos por el sendero abierto junto al río, que cruzaremos varias veces a lo largo de este tramo.

Recibimos por nuestra izquierda el sendero GR-25, cuyos pasos coincidirán durante un trayecto. Nuestro periplo abandona la pista y se desvía a la izquierda por un tímido camino, en dirección al bosque. Este antiguo camino a Andollu atraviesa un quejigal y se dispone según una componente noreste en busca del llano. Un amplio collado es el preludio de las tierras de la Llanada. Tomamos un pedregoso camino en descenso que pronto abandonaremos para seguir por otro herboso a nuestra izquierda. El camino converge con una pista y el horizonte es recortado por las cimas de Gorbea y Anboto. La pista desemboca en la carretera de Vitoria-Estella (22 km, 5 h 20’), que cruzaremos unos metros más adelante, para seguir por la vereda herbosa que nace frente a nosotros, conocida como La Avenida. Enseguida alcanzamos el núcleo de Villafranca y nuestros pasos se dirigen prestos hacia el promontorio que ocupa el Santuario (23,1 km, 5 h 50’).

Volver

ExperienciasTurismo de Naturaleza y Aventura Turismo Euskadi